Buscador de inmuebles

Por qué compra un bien inmueble en España?

En SIMCAT XXI, tenemos muy claro que nuestros clientes buscan calidad de vida, entonces nos preguntamos, donde podemos encontrar esta calidad de vida? en un entorno seguro, con buenos servicios, con buenas comunicaciones por tierra, ( como autovías y autopistas) ,  por mar ( incluso con acceso directo desde su barca a su embarcadero y jardín por una parte y por la otra parte a la calle)  y por aire ( aeropuerto de Girona a 25 minutos o al aeropuerto de Perpigna a 30 minutos, con numerosos vuelos directos a importantes ciudades), con buenas playas, con muy buena gastronomía,  con seguridad en el registro de la propiedad, con facilidades administrativas, con fincas a buenos precios,  con buenas instalaciones náuticas, si es ud. Navegante, etc.

El Alt Empordà es la solución para conseguir esta calidad de vida.

Por su gastronomía, con los mejores restaurantes del mundo a minutos de distancia, ( un ejemplo “El Celler de Can Roca”) ,  por su proximidad a las mejores playas, ya sean de piedras o de arena, con sus agradables y transparentes aguas, y la proximidad a la montaña, donde pasear entre ríos en verano o esquiar en invierno,  por sus temperaturas más cálidas que en el norte, por las mejores ventajas fiscales que en Francia, por los mantenimientos más económicos de las fincas que en Francia, Etc

Como se puede ver fácilmente, hay una mayoría de beneficios para llevar a cabo la compra de una propiedad en España, ya sea una propiedad para vivir y disfrutarla, como para adquirirla para obtener una rentabilidad,  alquilándola.

En la zona del Alt Empordà, conviven el Catalán y el Castellano como lenguas oficiales, donde todos los residentes tenemos el derecho y la obligación de conocer una u otra, donde cada uno se puede expresar con su lengua sin ningún tipo de dificultad,  además por proximidad y antigüedad el francés es muy habitual, actualmente,  desde hace unos cuantos años todos los jóvenes hablan el ingles también.  

La experiencia nos lleva a observar que finalmente una gran mayoría de compradores para una  segunda residencia, acaban convirtiéndose en la primera residencia, pues la calidad y diversidad de nuestras gentes,  la facilidad en los idiomas de los comercios y en la calle,  hace que uno se sienta en su país, en su casa, sea de donde sea.